Entradas

Mostrando entradas de junio, 2014

Emprendiendo: Soy el señor Lobo, soluciono problemas. Capítulo 10 de La Revolución de los Golden Workers

Imagen
Nuevos negocios para los Golden Workers


Fran se instala en casa de Dafne al día siguiente. Tiene pocas pertenencias, le gusta ir "ligero de equipaje", como decía Machado, comenta, y se encierra en la habitación (para preparar una conferencia, explica) de donde sólo sale para pedirle a Dafne algo de cena.

Mañana llenaré la nevera (algo que jamás sucederá) he tardado más de lo que pensaba en instalarme..., se excusa y se cena tan ricamente una ensalada, dos huevos fritos en los que moja media barra de pan y un yogur.

Ayer, al acabar la cena con los candidatos a inquilinos, Dafne habló con Arturo: Voy a intentar ayudarte, le dijo. Mi prima Nuria regenta desde hace un montón de años un bar en Esplugues. Lleva toda la vida sola y se está haciendo mayor. Deja que hable con ella y le proponga que le eches una mano en el bar, ya sabes, cargar pesos, lavar platos y tazas, arreglar un enchufe... a cambio de cama y comida. 

Yo me quedaré además más tranquila, porque desde hace tiempo Nuria…

‘Golden Workers’, de inmigrantes a residentes digitales en pos de la sabiduría digital

Imagen
Publicado en el blog de META4 el 10/04/2014


‘Golden Workers’, de inmigrantes a residentes digitales en pos de la sabiduría digital.por Laura Rosillo el 10/04/2014
“En tiempos de cambios profundos los que saben aprender heredarán la tierra, en tanto que los que creen saberlo todo se encontrarán bellamente dotados para manejar un mundo que ya no existe más”. Eric Hoffer.





Mucha gente se sorprende cuando explico que mi pasión es ayudar a las personas a incrementar sus habilidades digitales, ayudarles a “desinfoxicarse” y navegar por las Tecnologías de la Información y la Comunicación con naturalidad y sin complejos, poniendo Internet a su servicio y sumándose al carro de los “colonos digitales”. Desaprender viejos hábitos, para limpios de “polvo y paja” reiniciar nuestra vida profesional, acordes con el nuevo paradigma. Se sorprenden porque no corresponde ni con mi edad, ni con mi trayectoria profesional. No es de extrañar. Nací ligada a la tecnología, como casi todos nosotros. Soy prematur…

Madurar, un gran invento: Innovación y Golden Workers

Imagen
No hay productos maduros sino directores maduros. John Quelch. Harvard Business School

Necesitas a alguien que peine canas si quieres que tu empresa sea innovadora. Aunque cuando piensas en personas innovadoras tengas en tu cabeza a jóvenes cambiando el mundo desde un garaje, como Zuckerberg, Bill Gates, Steve Jobs en sus inicios, son la excepción, no la regla.
Se tardan 10 años de media en conseguir la máxima productividad intelectual de un trabajador. Se tardan 20 años de media desde que un científico tiene una idea brillante hasta que recoge el premio Nobel.
El período formativo inicial se está alargando a medida que se desarrolla la tecnología de la información y la comunicación, hasta el punto que la media de edad del primer empleo en España es de 23 años cuando hace apenas 20 años era de 17 y la edad media de emancipación está en los 29 años.
Si bien las grandes ideas pueden aparecer en la juventud, los innovadores deben invertir muchos años en su formación personal y que el aprendiz…

Soledad a cuatro voces. Capítulo, 9 en el corazón de los Golden Workers.

Imagen
No quiero un futuro, lo que quiero es un presente. Me parece más valioso. Sólo se tiene un futuro cuando no se tiene un presente, mientras que si se tiene un presente, uno hasta se olvida de pensar en el futuro. Robert Walser, Los hermanos Tanner
Dafne va al mercado. Hace meses que no cocina para otros y eso le pone un poco nerviosa. Para no complicarse la vida, idea de primero una ensalada de berros, chicoyas, cebolla tierna, tomate muy picadito, nueces, piñones y pasas, sobre la que regará una ligera vinagreta de mostaza y miel.
Y de segundo, ya que está en Barcelona, mar y montaña, un pollo con gambas que le suele salir buenísimo. Y de postre fresones con vinagre que quedan muy melosos.
Hace tiempo también que no acude al mercado. Le sorprende ver la cantidad de paradas cerradas, ¡dichosa crisis!, pero su verdulería de confianza está abierta, aguanta al pie del cañón.
En la parada sólo está Lali, ¿y tu marido, guapa, lo tienes trasteando cajas de fruta? le pregunta Dafne, -¿el Toni?- r…

Ampliando (que no saliendo de) la zona de confort. Capítulo 8 de la historia de Dafne

Imagen
"Llega un momento que es necesario abandonar las ropas usadas que ya tienen la forma de nuestro cuerpo y olvidar los caminos que nos llevan siempre a los mismos lugares. Es el momento de la travesía.Y, si no osamos emprenderla, nos habremos quedado para siempre al margen de nosotros mismos". Fernando Pessoa
Llegan los resultados de los análisis y Dafne vuelve al ambulatorio. No está Montse y la atiende un compañero suyo absolutamente agobiado porque además de sus pacientes debe atender a los de los dos médicos que están de baja... ¡Dichosos recortes! Despacha a Dafne en dos minutos exactos:Tienes una infección urinaria. Te tomarás este sobre una sola vez, intenta beber dos litros de agua al día y cuida tu higiene. Y eso es todo.

La casa se le cae encima, ¿y si le da algo? Nadie se enteraría. Si me muero, piensa, descubrirán mi cadáver por el olor que saldrá de esta casa... ¡Qué sola estoy, qué triste!

Se le echa encima la noche y la encuentra dándole vueltas a todo lo vivido en…

Transmisión del conocimiento tácito: Storytelling como experiencia social.

Imagen
Yo lo único que he querido hacer en mi vida -y lo único que he hecho más o menos bien- es contar historias. Pero nunca imaginé que fuera tan divertido contarlas colectivamente. Les confieso que para mí la estirpe de los griots, de los cuenteros, de esos venerables ancianos que recitan apólogos y dudosas aventuras de Las mil y una noches en los zocos marroquíes, esa estirpe, es la única que no está condenada a cien años de soledad ni a sufrir la maldición de Babel. 
(...)
Modestamente, me considero el hombre más libre del mundo -en la medida en que no estoy atado a nada ni tengo compromisos con nadie- y eso se lo debo a haber hecho durante toda la vida única y exclusivamente lo que he querido, que es contar historias. Voy a visitar a unos amigos y seguramente les cuento una historia; vuelvo a casa y cuento otra, tal vez la de los amigos que oyeron la historia anterior; me meto en la ducha y, mientras me enjabono, me cuento a mí mismo una idea que venía dándome vueltas en la cabeza desde …